spot_img

Merendero «Mi Sueño» y la lucha de cada día

spot_img
Compartilo

El merendero se encuentra en Ampliación los Troncos Sur, en la calle Honduras al 274. Pueden encontrarlos en facebook como «Merendero Mi Sueño» y para donaciones se pueden contactar al siguiente número 3513463352 Marisel o bien llegare al lugar. Toda donación es bien recibida.

Este merendero ayuda alrededor de 120 niños y adultos todos los días. Funciona ya hace 5 años, pero diez años atrás Marisel (coordinadora y fundadora del merendero) ya ayudaba a muchas personas en su hogar. Nos contaba que en esa época servía el té en la vereda de su casa y «a veces los chicos agarraban frío calor y era inhumano seguir así».

Resurge gracias a un referente del movimiento social Nuestramerica. Este referente les propuso traer planes sociales y que las mismas personas que trabajen en el merendero y en el mantenimiento del barrio como personal de limpieza.

En este momento Marisel es la referente del movimiento Nuestramerica en Monte Cristo, sino que no realizan protestas ya que son un movimiento social que trabajan por y para la gente de la comunidad. No están vinculados con ningún partido político. Pertenecen a UTEP, Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular. Anteriormente se llamaba Movimiento Popular a la Dignidad.

El merendero Mi Sueño, realiza lunes y miércoles cena, martes y jueves merienda y los viernes realizan una producción para poder comprar para cocinar. Esta producción consiste en hacer pan casero, materas, pasta flora, todo para vender. Los lunes comienzan con la producción de pan francés para venderlo a bajo costo.

Por parte de la intendenta de Monte Cristo hasta hace tres meses este merendero recibía un vale por seis mil pesos, que no les alcanzaba para casi nada, actualmente les actualizaron este vale por un total de nueve mil pesos, «no alcanza pero si ayuda» contó Marisel. Una vez al mes ese dinero se utiliza para comprar carne y verdura, ya que es para lo que alcanza.

Este sueño se realizó a pulmón, no recibieron ayuda de nadie, a excepción de Juan José Blangino, quien aportó el piso para el lugar. Lo demás se realizó con el movimiento Nuestramerica y ventas que realizaron.

Anunciantes
spot_img