Río Primero: el Concejo no aprueba aumento salarial a empleados y planta política

La negativa al incremento fue aprobada por la minoría junto al Presidente del ente y a cambio se pide informe de situación económica del municipio en relación de ingresos y lo que el municipio destina a salario

0
392
PTC-Rio Primero, Prov de CORDOBA. 18/09/2011

El martes por la noche sesionó el Concejo Deliberante de Río Primero y que a pesar de haber ganado las elecciones en 2019, el oficialismo parece ser la minoría dado que el Presidente de este poder legislativo no acuerda gestión con Cristina Cravero, derivación de un conflicto interno que se presentó luego del pedido del Ejecutivo de una Emergencia Económica que rechazara Pirazzini.

Esta relación, que ya es de público conocimiento, mostró anoche una vez más que el oficialismo no llega alinear en las propuestas y proyectos a Lucas Pirazzini que preside el Concejo y quien llegó al poder por la misma lista, pero a pocos días de asumir tuvo un conflicto interno que se mantiene.

En la sesión convocada para la noche del martes se debatió y definió la negativa para aprobar el aumento de sueldos de los empleados municipales y de funcionarios de la gestión que acompañan a la intendenta Cravero.

Con el acompañamiento de la minoría, el Presidente del Concejo logró el rechazo del pliego por el aumento solicitado, argumentando que fue la Intendenta quien había manifestado a través de un medio radial local que ella y sus funcionarios rechazarían un posible aumento, según expresan desde el municipio.

Sí se aprobó en esta instancia un pedido de informe sobre el módulo de ingresos, para saber con cuántos fondos cuenta el municipio y otorgarles un aumento mayor al 10 % que propone el Ejecutivo Municipal y repartir el aumento.

La votación definitiva quedaría a disposición para la próxima sesión, que si bien los ediles consideran importante una actualización salarial, en esta instancia fue rechazada.

El concejal Ángel Peñaloza señaló que el Concejo no puede disponer de un potencial aumento y repartirlo entre los empleados, en que argumenta que es contrario a la Ordenanza municipal 1671 que establece el escalafón de los empleados y del Ejecutivo.

Desde el municipio las autoridades manifestaron su preocupación porque consideran que al dilatarse el incremento salarial de los empleados, se resiente aun más su situación económica, golpeada por la crisis actual. Que preocupa especialmente la situación de los empleados que han trabajado durante todo el periodo de cuarentena, como los de corralón, Eric y salud, apuntaron desde el gobierno local.