El viernes 11 de septiembre, un hombre mayor de edad hace la denuncia de un posible fraude telefónico al recibir un llamado a su línea y que lo hicieran realizar una operación bancaria.

La llamada de engaño era supuestamente era desde la entidad Anses y la personas responsable del delito guió a la víctima desde el teléfono para que desde su cuenta bancaria a realizar un pedido de crédito que se transfirió a otra cuenta de procedencia desconocida.

La suma que el delincuente logró sacarle al adulto mayor asciende a los 200 mil pesos y por este hecho se realizó el sumario correspondiente a la denuncia e interviene un magistrado para su investigación.