spot_img

En Córdoba, venden certificados falsos de hisopados de Covid

spot_img
Compartilo

En los grupos de Facebook y Telegram aparecen diferentes maniobras delictivas asociadas a la pandemia.

El mensaje, textual, fue publicado hace escasas horas en un grupo abierto de Facebook de la ciudad de Córdoba que se denomina «Barrio Parque Liceo, 1RA, 2DA y 3RA».

En diferentes grupos barriales, tanto en Facebook como en Telegram, proliferan esta clase de ofrecimientos: falsos certificados de hisopados, carnet sanitarios adulterados y, también, llamativos análisis de Covid a domicilio a bajo costo. Esto último abre un abanico de posibilidades: un engaño para ingresar a robar, un tráfico de insumos y hasta falsos análisis, tal como se demostró en otra investigación penal en Córdoba.

Sobre la publicación detectada en las últimas horas, es muy sugestiva la similitud del certificado con el supuesto negativo que se ofrece con los oficiales: ¿una copia perfecta o algún empleado infiel que está distrayendo los documentos oficiales hacia el mercado clandestino?

Desde que comenzó la pandemia y la cuarentena, a comienzos de 2020, en todo el mundo se empezaron a detectar maniobras fraudulentas con un denominador en común: el Covid 19.

«Hecha le ley, hecha la trampa», es el antiguo refrán que el virus que puso al mundo en jaque ha actualizado de manera asombrosa.

En Facebook, Telegram y Twitter es posible rastrear ofertas de certificados falsos de vacunación Covid, sobre todo a partir de la instauración de los pasaportes sanitarios. Esto ya generó que se abrieran sendas investigaciones penales en las provincias de Tucumán y Buenos Aires.

Ahora, en medio de una altísima demanda por parte de la población para hisoparse, aparecen estos certificados de análisis negativos. O sea, personas que acaso tengan el virus y deben presentar un hisopado, compran estos certificados falsos para continuar circulando, con el riesgo que esto trae aparejado.

Antes, hubo otros fraudes asociados a la pandemia, según reseñó al medio de Cadena 3 Alejandro Botter, gerente de Ingeniería de la firma especializada en ciberseguridad Check Point para el sur de América latina:

-Psiching: correos electrónicos que llegaban con el asunto «la verdad sobre el Covi» o algo similar y una vez que el usuario los abría los ciberdelincuentes le robaban todas sus claves, sin que se diera cuenta.

-Venta de vacunas: en aquellos lugares en los que las vacunas aún era un bien escaso, de alta demanda y que generaba escándalos como los vacunados VIP en Argentina, comenzaron a aparecer ofertas en los grupos virtuales de internet sobre la supuesta venta de vacunas. Una vez que el cliente transfería el dinero para su compra, los presuntos vendedores desaparecían. Todo era falso.

-Falsificación código QR: ahora, para evitar la falsificación de los certificados de vacunación, sobre todos en aquellos sectores en los que se comenzó a exigir el carnet sanitario, se implementó el código QR a través de los celulares. Los ciberdelincuentes no se quedaron atrás: generaron certificados «truchos» con código QR también apócrifos que direccionaban la información hacia una página virtual similar a la oficial.

Captura de pantalla de un grupo en Facebook
Imagen del falso test que venden

.-

Anunciantes
spot_img