Esta situación de falta de lluvias en la provincia, también tiene consecuencia en la gran cantidad de incendios que azota en varios sectores del territorio.

Del informe surge que estamos transitando el año más seco desde que se tienen registros desde 1955, año que se comienza a registrar precipitaciones, según los datos de la Administración Provincial de Recursos Hídricos de Córdoba, en base a la información hidrológica que brinda la estación del Observatorio Meteorológico Córdoba.

Se determinó que en el periodo 2020 cayeron en Córdoba 459 milímetros superando la marca del último registro mínimo de precipitaciones, que fue en 1975, donde las lluvias llegaron a 489 milímetros.