El viernes 8 de enero, el gremio AOITA que nuclea a los choferes de corta y media distancia del servicio interurbano provincial, lanzaron un comunicado en rechazo a una notificación enviada por los empresarios tildando al hecho como «terrorismo psicológico» hacia los trabajadores. Y advirtieron que si no se paga los salarios, se podría tomar «medidas indeseadas» que «serían funcionales a los empresarios» y de esta manera presionar al Gobierno ante el pedido de más subsidios al sector.

En el comunicado el gremio apunta contra los empresarios y aclara: «AOITA no es, ni quiere ser parte de esta maniobra extorsiva», dejando traslucir que si ellos realizan medidas de fuerza, su reclamo beneficia la supuesta intención de los propietarios de unidades por obtener mayores recursos del Estado. «No estamos dispuestos a ser utilizados como instrumento de presión para fines ajenos a la defensa de los intereses de los trabajadores», aclaran desde el gremio conducido por Emiliano Gramajo, quien en declaraciones a Radio Continental esta mañana dijo que «los empresarios buscaron que nosotros tomáramos una medida de fuerza como la del mes de abril, para extorsionar al Gobierno».

En el comunicado también exponen al Ersep (Ente Regulador de Servicio Públicos), exigiendo que amplíe el servicio, (hoy limitado en la circulación con menos frecuencias debido a las medidas sanitarias), denunciando que hay incumplimiento de protocolos de salud y porque los choferes tienen problemas con los usuarios que exigen más pasajes.

De acuerdo al compromiso de pago de salario correspondiente a diciembre, y a la espera de la llegada del subsidio nacional, el 15 de enero se harían un pago por 15.000 pesos y el 20 de enero se cancelaría el resto; afirmación que de no cumplirse el gremio asegura que tomará «medidas de de acción directa», por lo que el servicio, hoy en circulación apenas del 23%, sería anulado por la protesta.

Desde el 1 de febrero de este año, se espera que haya una apertura de la mesa de negociación salarial, fecha en la también se espera se cumpla el pago del salario correspondiente a enero y lo que se debe del SAC (Sueldo Anual Complementario – aguinaldo).