Compartilo

El proyecto aprobado exime del impuesto a todos los trabajadores que cobren hasta 150 mil pesos y también la norma alcanza a los jubilados perciben hasta 8 haberes mínimos.

En tanto los trabajadores que cobren entre 150 mil y 173 mil pagarán el gravamen, sin embargo la AFIP establecerá las deducciones para evitar grandes diferencias entre los que deben tributar y los que están exentos.

Tampoco se pagara el impuesto sobre el aguinaldo de los sueldos hasta 150 mil pesos brutos. Mientras tanto se mantiene la medida de que el personal de salud seguirá eximido hasta septiembre por las guardias u horas extras, en virtud de la pandemia de coronavirus.

La ley tendrá vigencia al 1 de enero de este año, por lo que el Gobierno devolverá los descuentos ya realizados a quienes le corresponda por esta reglamentación.

También de estableció que la actualización del piso para estar exento de Ganancias se ajustará por el Ripte (promedio de variación salarial que elabora la de Secretaria de Seguridad Social).

Otro de los cambios que tiene la nueva ley, que fuera introducido en el debate que se dio en Diputados, es que los expresidentes y vicepresidentes de Nación comenzarán a pagar impuesto a las Ganancias.

Otro puntos destacados de la ley es que se duplica la exención por hija o hijo discapacitado que en la actualidad es de 78.833 pesos, y se elimina el tope de edad; los gastos de guardería sobre niños de hasta tres años no pagarán Ganancias hasta un tope anual de 67 mil pesos, quedan eximidos del impuesto los bonos productivos hasta un tope del 40% de la ganancia, y las horas extras de los recolectores de residuos.

La nueva ley de reforma en Ganancias fue apoyada por todos los bloques y hubo una única abstención que fue del opositor bonaerense Esteban Bullrich.

https://twitter.com/i/status/1380332358797307907
(Video explicativo que difundió el Senado Nacional tras la aprobación de la Ley)

Sobre la reforma del Régimen de Monotributo, se establece la actualización de los topes de cada categoría en las escala del periodo 2020.

La reforma propiciada por la AFIP busca armonizar la transición entre el Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (RS) y el Régimen General (RG), tanto en términos administrativos como en los montos de las obligaciones que deben afrontar las personas monotributistas.

Así, en los casos de monotributistas cuya facturación haya superado el límite más alto del régimen y hasta un 25%, se contempla que puedan mantenerse en su actual condición durante el período fiscal 2021. Quienes hayan superado ese monto, se tendrán que pasar al régimen general, y se establece una transición para que los contribuyentes puedan afrontar los pagos de Ganancias y de IVA.