Compartilo

«A esto ya lo había hecho el año pasado», comenzó contándonos Leandro sobre esta acción ciudadana, recordando que tiempo atrás junto hizo dos arreglos: uno entre las localidades de Malvinas Argentinas y Mi Granja y otro junto a su abuela cuando se pusieron a tapar un bache sobre la ruta A88 cerca de Córdoba capital.

Leandro Cuevas junto a su abuela, en el 2019 también arreglaron un bache sobre la ruta A88

La construcción y mantención de las rutas son responsabilidad del Estado y de la concesionaria Caminos de las Sierras en el caso de la autovía 19, sin embargo la inacción de su labor ha llevado en más de una oportunidad a este joven y sus conocidos a intervenir haciendo una suerte de bacheo sobre la carpeta asfáltica de ambas rutas.
Por transitar constantemente la ruta, el vecino de Monte Cristo, cada vez que observa una bache en la ruta y pasa tiempo en que nadie lo arregla, decide ser quien ejecute la obra de bacheo con sus propios medios.

El año pasado Leandro Cuevas había tapado un bache entre Malvinas Argentinas y Mi Granja contando que el cráter «directamente arrancaba la rueda» y que ese arreglo que hizo actualmente está «intacto», demostrando que ha hecho un excelente trabajo de compactado, pero que que ha visto que se han hecho nuevos baches sobre la misma ruta.

El material que usa Leandro Cuevas son descartes que dejan las empresas a cargo de la obra sobre rutas, que saca de un depósito que un pariente cuida en un campo. Además contó que no tiene gastos, más que el traslado por sus medios para llevar el material que obtiene para este trabajo.

Consultado de por qué hace este trabajo desinteresado, el joven montecristense dijo: «más que nada por la cantidad de accidentes que ha habido y en algún momento iba terminar en una tragedia y también porque se rompen los autos. No me gustaría saber, que si yo sabía donde había material, y yo paso por allí, no haber hecho nada y llegaba pasar un accidente fatal me iba a sentir mal. Mejor prevenir que pasar algo así».

Nos aclaró que nunca hizo el reclamo, sino que vio el problema sobre la ruta, buscó la solución y actuó arreglando los baches que había visto en la ruta durante mucho tiempo.

Cuando estaban haciendo el arreglo en ruta 19, Leandro estaba con su amigo Joaquín Biasioni que lo ayudaba por el peligro del tránsito constante de esta autovía, pero mientras estaban en la labor llegó la policía y entendiendo la buena acción, los uniformados se quedaron, protegieron la zona y a los jóvenes señalizando con conos sobre la calzada para que pudieran continuar.

Leandro dice que de sus acciones, sólo reacciona la gente y hacen que el hecho tenga repercusiones, pero nunca obtuvo una respuesta de las autoridades. Y remarcó que esta acción la hace porque ve estas roturas en el asfalto y pasan meses sin que los responsables de arreglarlo, lo hagan.