Compartilo

Este lunes, el gobernador Juan Schiaretti anunció que la Provincia logró un acuerdo con los tenedores de bonos extranjeros, reprogramando la deuda provincial y contaría con el aval de la mayoría de los bonistas.

De esta forma, la administración provincial evita el default y da sostenibilidad a su deuda en un contexto macroeconómico, particularmente adverso debido a la crisis nacional desatada en el año 2018 que se profundizó con la pandemia, según la fuente provincial.

Destacando el «modelo de gestión de Córdoba», el Gobernador destacó que se reestructuró la deuda y recordó que ésta fie tomada para un plan de obra pública en la provincia.

Schiaretti sostuvo que «cambiar los vencimientos de la deuda significa que en los próximos 4 años (2021, 2022, 2023 y 2024) la Provincia deja de erogar 700 millones de dólares que tenía, por las condiciones originales de los contratos, que erogar estos años en concepto de capital e intereses», en referencia a los vencimientos que se acordaron comprometidos para el periodo 2023-2029.
«La Provincia ha bajado la tasa de interés respecto a los contratos originales, lo cual le significa un ahorro, desde este año 2021 hasta el año 2029, de 200 millones de dólares. Porque hemos bajado de un promedio de 7,23 por ciento, que era la tasa de interés de los contratos originales, a el 6,08 por ciento en promedio, que es la nueva reestructuración de la deuda» añadió Schiaretti.

Así, remarcó que la deuda comienza a vencer desde 2023 y se destaca desde las finanzas provinciales que los intereses acordados son más bajos (sosteniendo las cifras acordadas para 2021 y 2022).